GUIA DE VIAXE POLA BRETAÑA FRANCESA

Un percorrido polo mellor da Bretaña Francesa

Roscoff, Bretaña
Roscoff, Bretaña

Se chegaches ata este post será porque andas a buscar información sobre viaxar pola Bretaña Francesa; polo tanto, non fará falta que te conte as razóns de por qué facelo, xa que probablemente alguén xa te falou das paisaxes, da cultura bretona, das crêpes, …, así que penso que xa terás razóns dabondo para escoller a Bretaña de vacacións. Eu visiteina en varias ocasións; a primeira vez no 1998 e logo no 2007, 2010, 2011 e 2012, así que non hai dúbida que se te interesa todo o que escoitaches da Bretaña, é seguro que repitas destino, igual que me pasou a min.

.

Cruceiro en Bretaña
Cruceiro en Bretaña

Nesta entrada intentarei facer un percorrido por diversas zonas da Bretaña indicando os sitios máis turísticos e algún que outro lugar menos coñecido pero que eu considero interesante; ainda que, como sempre digo eu, o mellor dunha viaxe é descubrir lugares por un mesmo, e te podo asegurar que na Bretaña é habitual atoparse con gratas sorpresas. Centrareime, pois, en que visitar; pero se ademais queres consellos de cómo viaxar por aló e sen gastar moitos cartos, bótalle un vistazo a este post do meu blog.

A COSTA SUR

Como o máis probable é que chegues dende a Península, o dende o ferry de St Nazaire, comenzarei o percorrido polo sur. Pódese decir que a primeira localidade de entrada é La Roche-Bernard, unha localidade bastante acolledora cun porto cheo de veleiros a carón dunha fermosa ponte colgante. É, ademáis, bastante máis tranquila que a veciña Port-Navalo, moi saturada no verán polo turismo de “sol” e praia.

La-Roche-Bernard
La-Roche-Bernard

Continuando polo Golfo de Morbihan, pasamos Vannes, e seguimos en dirección a dun dos lugares máis interesantes e coñecidos da Bretaña: Os alineamentos megalíticos de Carnac. O conxunto máis importante é o que está situado ó norte da localidade de Carnac, onde se pode ver alineamentos de máis de 1000 menhires.

Alineamentos megalíticos en Carnac
Alineamentos megalíticos en Carnac

Pero non só hai menhires en Carnac. Continuando pola estrada D768 cara ó sur, recomendo achegarse ata a localidade de Quiberon, onde hai máis restos megalíticos e, sobre todo, fermosas praias e cantís. Se seguimos en dirección oeste, despois de pasar a cidade de Lorient (moi coñecida polo seu Festival Intercéltico), a seguinte parada turística sería Pont-Aven, poboación famosa por ser a cuna dos pintores da Escola de Pont-Aven, sendo Paul Gauguin o máis coñecido.

Pont-Aven
Pont-Aven

A pouca distancia de Pont-Aven chegamos a tamén moi visitada Concarneau, onde destaca o seu conxunto medieval amurallado.

Concarneau
Concarneau

O OESTE

Na parte máis occidental de Bretaña son famosas as Puntas de Raz e Saint Mathieu, onde podemos disfrutar do Atlántico máis salvaxe, case sempre con moito oleaxe e fortes ventos. Quizá a máis espectacular das dúas sexa a Punta de Raz, situada máis ó sur, ainda que hai que pagar un precio excesivo polo aparcamento. De todos os xeitos, se queremos aforrar eses cartos, podemos disfrutar das vistas da Punta de Raz dende a veciña Punta de Van.

Punta de Raz
Punta de Raz

Preto da Punta de Raz recomendo facer unha parada na localidade de Pont-Croix e, sobre todo, en Locronan, ainda que a excesiva carga turística no verán (e o precio do aparcamento) quítalle algo de encanto.

Crèperie
Crèperie

Se temos tempo, se pode continuar todo pola estrada a carón da costa hacia o norte, e aproveitando para probar as distintas variedades de galettes (crêpes salgadas de trigo sarraceno) e crêpes doces nas numerosas creperías que imos atopando polo camiño.

Galettes: Crêpes salgadas de trigo sarraceno
Galettes: Crêpes salgadas de trigo sarraceno

E chegamos a Brest, capital do Finistère, o departamento máis occidental da Bretaña, sen apenas interese turístico, polo que recomendo seguir hacia a costa do norte pasando pola Punta de Saint Mathieu, con fermosas vistas da costa como en Plouneour.

Costa en Plouneour
Costa en Plouneour

A COSTA NORTE

Seguindo pola costa, e tras unha parada en Roscoff, chegamos a outro dos lugares máis coñecidos da Bretaña: a Costa do Granito Rosa. Un paseo polo sendeiro dos aduaneiros na localidade de Ploumanach é unha das mellores formas de contemplar esta paisaxe.

A Costa do Granito Rosa, en Ploumanach
A Costa do Granito Rosa, en Ploumanach

Despois o mellor é continuar, sempre á carón da costa, hacia o leste, pasando pola Punta de l’Arcouest (con vistas, e posibles excursións á Illa de Bréhat) e o Cap Fréhel.

Casa bretona
Casa bretona

Ainda que non todo son paisaxes na costa do norte da Bretaña, xa que tamén son case de obrigada visita as cidades de Dinan e Saint-Malo. De Dinan, o que máis destaca é o seu castelo e a cidade medieval.

Dinan
Dinan

Saint-Malo é unha das cidades máis fermosas da Bretaña e tamén das máis visitadas. É unha cidade amurallada, moi ben reconstruida despois da sua destrucción polos bombardeos da segunda guerra mundial.

Rua dentro das murallas de Saint-Malo
Rua dentro das murallas de Saint-Malo

E continuando pola costa hacia o leste chegamos a Cancale, onde podemos tomarnos unhas ostras como manda a tradición nesta localidade.

Cancale
Cancale

O LESTE

Ainda que situado administrativamente fora da Bretaña, por apenas uns metros, sería case un delito pasar por alto un dos lugares máis famosos e visitados de toda Francia: o Mont-Saint-Michel. Simplemente espectacular, esta montaña no mar (só coa marea alta) acolle unha fermosa abadía no seu punto máis alto e unha aldea medieval. En temporada alta, recomendo visitalo pola tarde-noite, cando xa se foron a maior parte dos turistas. Ademáis, a imaxe do Mont-Saint-Michel iluminado na escuridade paga a pena

Mont-Saint-Michel
Mont-Saint-Michel

Pero na parte oriental da Bretaña non só temos o Mont-Saint-Michel. A pouca distancia podemos facer unha paradiña na localidade de Dol-de-Bretagne, para despois continuar cara ó sur ata Fougères, outra interesante cidade medieval.

Fougères
Fougères

Sen desviarnos moito de Fougères, e continuando coas cidades medievais, podemos visitar Vitré, que conta cun bonito castelo.

Breizh Cola: O refresco de cola da Bretaña
Breizh Cola: O refresco de cola da Bretaña

O INTERIOR

Quizás o interior sexa a zona menos coñecida da Bretaña, pero non por elo é a menos interesante. Con moitos menos turistas en relación coa costa, no interior hai moitos lugares fermosos onde descansar polo menos un par de días. Huelgoat ou Pontrieux son dous exemplos, ainda que o viaxeiro pode atoparse con outro destino similar onde relaxarse.

Ruta en bici en Huelgoat
Ruta en bici en Huelgoat

No interior da Bretaña tamén podemos aproveitar para contemplar unha das xoias máis coñecidas desta cultura: los recintos parroquiales. Aparte da igrexa, o conxunto está formado xeralmente por un arco monumental, un osario e un calvario. Os máis famosos son os de Pleyben, Guimiliau e Saint-Thégonnec.

Recinto parroquial de Pleyben
Recinto parroquial de Pleyben

O máis interesante dos conxuntos parroquiais son os calvarios, auténticas obras de arte talladas na pedra onde se representan esceas da biblia.

Calvario en Pleyben
Calvario en Pleyben

Por último, e só no caso de ter tempo ou ser moi aficionado ás lendas do Rei Arturo, non dubides en visitar o famoso bosque de Brocelandia, situado na localidade de Paimpont. Alí, hai unha ruta que pasa por lugares relacionados con esta lenda, ainda que penso que só paga a pena para interesados no tema.

Bosque de Brocelandia
Bosque de Brocelandia

Pois ata aqui o percorrido pola Bretaña que propoño, que sempre podes complementar con outros sitios famosos para visitar como pode ser Vannes, Josselin, …ou Rennes, a sua capital; todo dependerá do tempo que dispoñas. Espero que sexa de moita axuda para quen planee un viaxe pola zona e se queres máis información podes deixar un comentario ou escribir a cabonorte2009@hotmail.es. Se ademáis queres consellos para viaxar barato por Francia podes ver esta outra entrada do meu blog.

Fin

GUIA DE VIAJE POR LA BRETAÑA FRANCESA

Un recorrido por lo mejor de la Bretaña Francesa

Roscoff, Bretaña
Roscoff, Bretaña

Si llegaste a este post será porque andas buscando información sobre viajar por la Bretaña Francesa; por lo tanto, no hará falta que te cuente las razones de por qué hacerlo, ya que probablemente alguien ya te habló de los paisajes, de la cultura bretona, de las crêpes, …, así que pienso que ya tendrás razones de sobra para escoger la Bretaña de vacaciones. Yo la visité en varias ocasiones; la primera vez en el 1998 y luego en el 2007, 2010, 2011 y 2012, así que no hay duda que si te interesa todo lo que escuchaste de la Bretaña, es seguro que repitas destino, igual que me pasó la mí.

Cruceiro en Bretaña
Cruceiro en Bretaña

En esta entrada intentaré hacer un recorrido por diversas zonas de la Bretaña indicando los sitios más turísticos y algún que otro lugar menos conocido pero que yo considero interesante; aunque, como siempre digo, lo mejor de un viaje es descubrir lugares por uno mismo, y te puedo asegurar que en la Bretaña es habitual encontrarse con gratas sorpresas. Me centraré, pues, en qué visitar; pero si además quieres consejos de cómo viajar por allí gastando poco, échale un vistazo a esta guía para viajar por Francia con poco dinero.

LA COSTA SUR

Como lo más probable es que llegues desde la Península, o desde el ferry de St Nazaire, comenzaré el recorrido por el sur. Se puede decir que la primera localidad de entrada es La-Roche-Bernard, una localidad bastante acogedora con un puerto lleno de veleros al lado de un puente colgante. Es, además, bastante más tranquila que la vecina Port-Navalo, muy saturada en verano por el turismo de “sol” y playa.

La-Roche-Bernard
La-Roche-Bernard

Continuando por el Golfo de Morbihan, pasamos Vannes, y seguimos en dirección a uno de los lugares más interesantes y conocidos de la Bretaña: Los alineamientos megalíticos de Carnac. El conjunto más importante es el que está situado al norte de la localidad de Carnac, donde se puede ver alineamientos de más de 1000 menhires.

Alineamientos megalíticos en Carnac
Alineamientos megalíticos en Carnac

Pero no sólo hay menhires en Carnac. Continuando por la carretera D768 hacia el sur, recomiendo acercarse hasta la localidad de Quiberon, donde hay más restos megalíticos y, sobre todo, hermosas playas y acantilados. Si seguimos en dirección oeste, después de pasar la ciudad de Lorient (muy conocida por su Festival Intercéltico), la siguiente parada turística sería Pont-Aven, población famosa por ser la cuna de los pintores de la Escuela de Pont-Aven, siendo Paul Gauguin el más conocido.

Pont-Aven
Pont-Aven

A poca distancia de Pont-Aven llegamos a la también muy visitada Concarneau, donde destaca su conjunto medieval amurallado.

Concarneau
Concarneau

EL OESTE

En la parte más occidental de Bretaña son famosas las Puntas de Raz y Saint Mathieu, donde podemos disfrutar del Atlántico más salvaje, casi siempre con mucho oleaje y fuertes vientos. Quizá la más espectacular de las dos sea la Punta de Raz, situada más al sur, aunque hay que pagar un precio excesivo por el aparcamiento. De todas formas, si queremos ahorrar ese dinero, podemos disfrutar de las vistas de la Punta de Raz desde la vecina Punta de Van.

Punta de Raz
Punta de Raz

Cerca de la Punta de Raz recomiendo hacer una parada en la localidad de Pont-Croix y, sobre todo, en Locronan, aunque la excesiva carga turística en verano (y el precio del aparcamiento) le quita algo de encanto.

Crèperie
Crèperie

Si tenemos tiempo, se puede continuar todo por la carretera al lado de la costa hacia el norte, y aprovechando para probar las distintas variedades de galettes (crêpes saladas de trigo sarraceno) y crêpes dulces en las numerosas creperías que vamos encontrando por el camino.

Galettes: Crêpes saladas de trigo sarraceno
Galettes: Crêpes saladas de trigo sarraceno

Y llegamos a Brest, capital del Finistère, el departamento más occidental de la Bretaña, sin apenas interés turístico, por lo que recomiendo seguir hacia la costa norte pasando por la Punta de Saint Mathieu, con hermosas vistas de la costa como en Plouneour.

Costa en Plouneour
Costa en Plouneour

LA COSTA NORTE

Siguiendo por la costa, y tras una parada en Roscoff, llegamos a otro de los lugares más conocidos de la Bretaña: la Costa del Granito Rosa. Un paseo por el sendero de los aduaneros en la localidad de Ploumanach es una de las mejores formas de contemplar este paisaje.

La Costa del Granito Rosa, en Ploumanach
La Costa del Granito Rosa, en Ploumanach

Después lo mejor es continuar, siempre al lado de la costa, hacia el este, pasando por la Punta de l’Arcouest (con vistas, y posibles excursiones a la Isla de Bréhat) y el Cap Fréhel.

Casa bretona
Casa bretona

Aunque no todo son paisajes en la costa del norte de la Bretaña, ya que también son casi de obligada visita las ciudades de Dinan y Saint-Malo. De Dinan, lo que más destaca es su castillo y la ciudad medieval.

Dinan
Dinan

Saint-Malo es una de las ciudades más hermosas de la Bretaña y también de las más visitadas. Es una ciudad amurallada, muy bien reconstruida después de su destrucción por los bombardeos de la segunda guerra mundial.

Calle dentro de las murallas de Saint-Malo
Calle dentro de las murallas de Saint-Malo

Y continuando por la costa hacia el este llegamos a Cancale, donde podemos tomarnos unas ostras como manda la tradición en esta localidad.

Cancale
Cancale

EL ESTE

Aunque situado administrativamente fuera de la Bretaña, por apenas unos metros, sería casi un delito pasar por alto uno de los lugares más famosos y visitados de toda Francia: el Mont-Saint-Michel. Simplemente espectacular, esta montaña en el mar (sólo con la marea alta) acoge una hermosa abadía en su punto más alto y una aldea medieval. En temporada alta, recomiendo visitarlo por la tarde-noche, cuando ya se fueron la mayor parte de los turistas. Además, la imagen del Mont-Saint-Michel iluminado en la oscuridad merece la pena.

Mont-Saint-Michel
Mont-Saint-Michel

Pero en la parte oriental de la Bretaña no sólo tenemos el Mont-Saint-Michel. A poca distancia podemos hacer una parada en la localidad de Dol-de-Bretagne, para después continuar hacia el sur hasta Fougères, otra interesante ciudad medieval.

Fougères
Fougères

Sin desviarnos mucho de Fougères, y continuando con las ciudades medievales, podemos visitar Vitré, que cuenta con un bonito castillo.

Breizh Cola: El refresco de cola de la Bretaña
Breizh Cola: El refresco de cola de la Bretaña

EL INTERIOR

Quizás el interior sea la zona menos conocida de la Bretaña, pero no por ello es la menos interesante. Con muchos menos turistas en relación con la costa, en el interior hay muchos lugares hermosos donde descansar por lo menos un par de días. Huelgoat o Pontrieux son dos ejemplos, aunque el viajero puede encontrarse con otro destino similar donde relajarse.

Ruta en bici en Huelgoat
Ruta en bici en Huelgoat

En el interior de la Bretaña también podemos aprovechar para contemplar una de las joyas más conocidas de esta cultura: los recintos parroquiales. Aparte de la iglesia, el conjunto está formado generalmente por un arco monumental, un osario y un calvario. Los más famosos son los de Pleyben, Guimiliau y Saint-Thégonnec.

Recinto parroquial de Pleyben
Recinto parroquial de Pleyben

Lo más interesante de los recintos parroquiales son los calvarios, auténticas obras de arte talladas en piedra donde se representan escenas de la biblia.

Calvario en Pleyben
Calvario en Pleyben

Por último, y sólo en el caso de tener tiempo o ser muy aficionado a las leyendas del Rey Arturo, no dudes en visitar el famoso bosque de Brocelandia, situado en la localidad de Paimpont. Allí, hay una ruta que pasa por lugares relacionados con esta leyenda, aunque pienso que sólo merece la pena para interesados en el tema.

Bosque de Brocelandia
Bosque de Brocelandia

Pues hasta aquí el recorrido por la Bretaña que propongo, que siempre puedes complementar con otros sitios famosos para visitar como puede ser Vannes, Josselin, …o Rennes, su capital; todo dependerá del tiempo que dispongas. Espero que sea de mucha ayuda para quien planee un viaje por la zona y si quieres más información puedes dejar un comentario o escribir a cabonorteblog@gmail.com. Y si además quieres consejos para viajar por Francia con poco dinero, no te pierdas esta otra entrada de mi blog.

Fin