Viaje de 40 días por Canadá y Estado de Washington de EEUU

Diario de un viaje por el norte del continente americano

Lago Moraine
Lago Moraine, Canadá

EL VIAJE

Después de varios viajes por Europa en coche, y del Interrail del año anterior, decidimos esta vez cambiar de destino y hacer el viaje del verano por el continente americano, concretamente por la zona más septentrional de Norteamérica. Las razones por la que escogimos este destino fueron variadas, pero sobre todo fue la naturaleza salvaje de estos lugares lo que más peso tomó en la decisión.

Cataratas do Niágara
Cataratas del Niágara

Si sois seguidores de este blog, ya tenéis una idea de nuestra forma de viajar; en el caso contrario, os comento algunas de nuestras premisas habituales para los viajes:

– El único medio de transporte que llevábamos cerrado antes de empezar el viaje fueron los billetes de avión. Los demás medios de desplazamiento (tren, ferrys, coches de alquiler…) los fuimos comprando sobre la marcha.

– Teniendo en cuenta lo anterior, podíamos cambiar de ruta en cualquier momento, por lo que no teníamos ningún itinerario cerrado.

– Para dormir, o íbamos sin reservar, o reservábamos como mucho con 1 o 2 días de antelación. Esto nos permite más libertad a la hora de viajar, ya que es más fácil cambiar de rumbo.

– Una premisa importante para nosotros es relacionarse con la gente, ya sean autóctonos u otros viajeros, por lo que intentaremos siempre buscar alojamientos que permitan esto, así como lugares buenos para conversar como bares o el transporte público.

– No llevamos de equipaje más que una mochila cada uno de apenas 37.5 litros. En el viaje anterior aprendimos a viajar sólo con lo necesario, y no cargar con peso inútil. Además, ni siquiera es necesario facturar en el avión.

Mochila de 37.5 litros
Mochila de 37.5 litros

Con esto, podemos decir que el viaje fue prácticamente improvisado,  sobre la marcha, y lo podemos resumir en el siguiente itinerario:

– De Compostela a Oporto en tren, y de Oporto a Ponta Delgada (Isla de San Miguel, Azores) en avión.
Tres días en la Isla de San Miguel y vuelo de Ponta Delgada a Toronto.
Cinco días en Toronto, incluyendo visita a las Cataratas del Niágara.
Tres días en el Tren Transcanadiense desde Toronto hasta Jasper.
Una semana en las Montañas Rocosas de Canadá.
– De Jasper a Vancouver y 3 días en Vancouver.
Una semana en el Estado de Washington, en los EEUU.
Seis días en Isla Vancouver, Canadá.
Otros 3 días en Vancouver.
– Vuelta a casa: de Vancouver a Compostela vía Toronto y Ponta Delgada.

Lagoa das Sete Cidades
Lagoa das Sete Cidades, Azores

PRIMERA PARADA: AZORES

Ya hacía mucho tiempo que queríamos visitar las Islas Azores y la verdad es que en este viaje se puso todo a nuestro favor para hacer una parada en este paraíso. La razón fue nuestra búsqueda de vuelos baratos para cruzar el Atlántico. Después de mucho buscar, la forma más económica era a través de la compañía azoriana SATA, que tiene vuelos diários entre Portugal, Toronto y Boston con escala en el archipiélago de los Azores, a muy buen precio.

Lagoa do Fogo
Lagoa do Fogo

Así que no lo dudamos más y pillamos un vuelo entre Oporto y Toronto haciendo una parada de tres días en la Isla de San Miguel, tiempo que consideramos suficiente para conocer un poco esta isla. Y así fue. Fueron tres días inolvidables que se nos quedaron cortos en este paraíso en medio del Océano Atlántico. En este enlace hablo sobre los mejores lugares de esta isla así como una guía práctica para viajar por ella

Toronto
Toronto

LLEGADA A TORONTO

Ya en el continente americano, decidimos pasar un tiempo en esta gran ciudad canadiense para irnos adaptando a la vida de este país. La verdad es que la ciudad no tiene muchas cosas que la hagan un destino turístico imprescindible, como cuento en este artículo de mi blog, pero sí es un lugar agradable donde pasar por lo menos un par de días, con la posibilidad de dedicar una jornada más para visitar las Cataratas del Niágara.

Cataratas do Niágara
Cataratas do Niágara

Nosotros estuvimos al final cinco días en esta ciudad, ya que estuvimos haciendo tiempo hasta el día de partida del tren Transcanadiense, al encontrar una oferta sólo tres días antes de partir, al poco de llegar a la Toronto.

O Transcanadiense
El Transcanadiense

CRUZANDO El PAÍS EN EL TREN TRANSCANADIENSE

Cruzar Canadá en el Transcanadiense fue una sorpresa para nosotros. Teniendo en cuenta sus precios habituales, nuestra intención inicial era cruzar el país en bus, un medio de transporte mucho más barato.

O vagón panorámico
El vagón panorámico

Pero gracias a la oferta que encontramos apenas tres días antes pudimos disfrutar de viajar en este mítico tren…y en primera clase! En esta entrada cuento nuestras experiencias en el tren, así como vídeos mostrando el interior de las cabinas o las vistas desde el vagón panorámico.

Pola Estrada dos Glaciares
Montañas Rocosas de Canadá

LAS MONTAÑAS ROCOSAS

Aunque con la oferta del Transcanadiense podíamos hacer el viaje desde Toronto hasta Vancouver en primera clase a un precio muy económico, decidimos sacar el billete sólo hasta Jasper, para así ver las Montañas Rocosas canadienses.

Lago Louise
Lago Louise

Y así hicimos. Paramos en Jasper y pasamos una semana por las Rocosas descubriendo paisajes salvajes impresionantes, moviéndonos en coche de alquiler. En esta entrada podéis ver la ruta que hicimos por estas montañas, especialmente por los Parques Nacionales de Jasper y Banff, así como una interesante guía práctica.

Vancouver, Canada
Vancouver

ENCUENTRO CON EL OCÉANO PACÍFICO EN VANCOUVER

Después de pasar una semana en las Rocosas, nos subimos de nuevo el tren Transcanadiense (esta vez en clase económica) desde Jasper hasta la ciudad de Vancouver, ya al lado del Pacífico. Contando el día de llegada, estuvimos tres días en esta ciudad (a la que volveríamos quince días después), y podemos decir que fue un tiempo bien aprovechado.

Playas en Vancouver
Playas en Vancouver

Vancouver es muy distinto a Toronto. El hecho de estar en contacto con el mar por un lado, y con una enorme masa boscosa polo el otro lado, hace de Vancouver una ciudad en contacto pleno con el medio natural. De hecho, incluso podemos disfrutar del paseo por un bosque húmedo del Pacífico en el centro de la urbe, en el conocido Stanley Park.

Parque Nacional de Olympic
Parque Nacional de Olympic, EEUU

LAS MARAVILLAS NATURALES DEL ESTADO DE WASHINGTON

En Vancouver alquilamos un coche para dirigirnos en dirección sur a los EEUU, para pasar una semana por el Estado de Washington. Tras cruzar la frontera, y después del típico control de pasaportes, comenzamos nuestra ruta por este país disfrutando de los paisajes costeros al norte de Seattle, parando a dormir en la pequeña y hermosa localidad de Coupeville.

Bosque de coníferas en Olympic
Bosque de coníferas en Olympic

Al día siguiente nos subimos a un ferry hasta la Península de Olympic, donde pasaríamos un tiempo en el Parque Nacional de Olympic, uno de los lugares naturales más hermosos que vimos nunca, como cuento en este post. Nuestro viaje por EEUU lo completamos con una visita a otras maravillas naturales del Estado de Washington: El Monte Santa Helena y el Monte Rainier, sin duda lugares imprescindibles para los amantes de la naturaleza.

Lago Helen Mackenzie
Lago Helen Mackenzie

ISLA VANCOUVER

Desde Port Angeles, en los EEUU, subimos a un ferry para volver a Canadá, entrando por la localidad de Victoria, en la Isla Vancouver. Después de una parada a las afueras de esta ciudad, continuamos descubriendo esta isla por el centro y la costa oeste, deteniéndonos en lugares tan diferentes como Port Alberni, Tofino o Courtenay, disfrutando de la naturaleza próximas a estas poblaciones.

Paisajes de Isla Vancouver
Paisajes de Isla Vancouver

Casi una semana fue tiempo suficiente para estar en estos lugares y decidimos volver a Vancouver para pasar los últimos días de este viaje. En esta entrada, hablo de qué vimos en Vancouver y la Isla Vancouver así como una guía práctica para moverse por allí.

En bici por Vancouver
En bici por Vancouver

ACABANDO EL VIAJE EN VANCOUVER

Con otro par de días más en Vancouver dimos por finalizado nuestro viaje. Como aún teníamos el coche de alquiler hasta unas horas antes de subir al avión aprovechamos para conocer los lugares próximos a Vancouver que estaban difíciles de ver en transporte público. Ya en el avión, nos quedaba muchas horas de viaje de vuelta a casa, con escalas en Toronto y Ponta Delgada.

Islas Azores desde el avión
Islas Azores desde el avión

En total, desde que salimos de Compostela hasta nuestra llegada pasaron un total de 40 días. Más de un mes viajando en el que pusimos el pie por primera vez en un nuevo continente y en el descubrimos una naturaleza salvaje y desbordante. Sin duda una de los mejores viajes que hicimos.

Mont Rainier, EEUU
Mont Rainier, EEUU

Pues esto es todo! Y ya sabéis que como es habitual en este blog, si tenéis alguna duda, queréis dejar aquí algún consejo más, o simplemente queréis comentar o compartir una experiencia vuestra similar, no dudéis en poner un comentario.

 

Guía práctica para viajar por Canadá y Estado de Washington de EEUU

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *